Compromiso: entendido el valor de cooperación mutua, como la capacidad moral y ética, actitud positiva y flexible del recurso humano institucional, con la consecución de la excelencia del servicio que se presta a los Gobiernos Locales y su pronta adaptación ante los continuos cambios que inciden en el sector.

Excelencia: entendida como la disposición plena a nivel institucional para el cumplimiento de los objetivos y fines del IFAM. Saber planificar, priorizar y enfocar los aspectos más críticos.

Innovación: entendida como la capacidad creativa del IFAM para enfrentar y buscar reto e identificar nuevos instrumentos, métodos, tecnologías que contribuyan a fortalecer la capacidad de los Gobiernos Locales.

Integridad: entendida como el compromiso ético con la formación continua y el desarrollo del potencial institucional que involucra una transparente gestión y un uso eficiente de los recursos.

Respeto: entendido como la solidaridad entre el recurso humano institucional y el recurso humano externo. Habilidad para crear ambientes de mutuo respecto, confianza  comunicación y trabajo en equipo.

Satisfacción en el trabajo: entendida como el bienestar y la motivación que produce el trabajo cumplido.

Solidaridad: entendido como el apoyo diferenciado a los Gobiernos Locales con menor capacidad administrativa, operativa, técnica y de recursos, para su fortalecimiento, en beneficio de una mayor capacidad para brindar mejores servicios públicos y el ejercicio de sus competencias.

Transparencia: entendida como la práctica democrática que desde el IFAM se debe ejecutar para mostrar claridad en el uso de la información y de los recursos públicos asignados a la institución.