PROVINCIA 6

POSICIÓN GEOGRÁFICA

Las coordenadas geográficas medias de la provincia de Puntarenas están dadas por 09° 11′ 05″ latitud norte y 83° 59′ 52″ longitud oeste.

La anchura máxima es de unos trescientos cuarenta kilómetros, en dirección noroeste a sureste, desde punta Flor, en isla Chira, golfo de Nicoya hasta, sitio El Salto, en punta Burica, límite Internacional con la República de Panamá, en el cantón de Golfito.

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde a la provincia  de Puntarenas, en el sector de la península de Nicoya, así como la parte Oriental del Golfo de San Lucar (hoy golfo de Nicoya) y algunas islas ubicadas en el mismo, estuvieron habitadas por indígenas del llamado grupo de los Chorotegas, de las provincias de Nicoya y Gurutiña, dos de las cinco en que se dividían estos aborígenes.  El sector Central de la presente provincia de Puntarenas, desde punta Herradura hasta la desembocadura del río Diquís (actual Térraba) fue morada de los indios huetares; los cuales formaron la provincia Quepo, conocido como quepos.  El resto de la región hacia el sureste fueron dominios de los indígenas llamados bruncas, coctos y buricas.

El presente territorio provincial fue descubierto por don Gil González Dávila en el año 1522, cuando se efectuó el primer recorrido por tierra de nuestro territorio nacional, desde el sector sureste del mismo hasta el poblado indígena de Avancari (hoy Abangaritos, del cantón  de Puntarenas), dominios del cacique de igual nombre; don Gil visitó también el asiento de indios de Chomes; ambos en el litoral Oriental del Golfo de San Lucar.  A principios de 1524, por disposición de don Francisco Hernández de Córdoba, se fundó Villa Bruselas, que fue el primer asentamiento español en Costa Rica, ubicado al noreste del Fondeadero, hoy villa Manzanillo del cantón de Puntarenas, como unos 4.800 metros tierra adentro, en el sitio por donde fluye el río Coyolito.  Cerca de los ríos que en el presente se denominan Machuca y Jesús María, Don Juan de Cavallón estableció en 1561 el campamento de su expedición, que llamó Real de Ceniza; el año siguiente fundó la Villa de los Reyes, en el valle de Coyoche, lo mismo que el puerto de Landecho (actual Tivives).  En la expedición realizada por don Juan Vázquez de Coronado a la parte sureste del actual territorio costarricense en 1563, visitó el poblado indígena de Quepo, asiento del cacique Corrohore, quien se alió a Vázquez de Coronado; en esta incursión soldados de éste último asaltaron la fortaleza de los indios cotos, localizada posiblemente en la zona entre el río Coto Brus y la quebrada Guácimo, la cual fue incendiada por sus defensores al abandonarla; a fines del mismo año don Antonio Álvarez Pereyra, capitán de don Juan Vázquez de Coronado, en las sabanas del actual cantón de Buenos Aires, fundó la Ciudad de Nueva Cartago, la cual tuvo una efímera existencia.  En marzo de 1568 don Perafán de Ribera estableció la Ciudad de Aranjuez, junto con el Puerto de Ribera en la margen de un río, que luego se denominó Aranjuez, en el recorrido que efectuó don Perafán a la parte sureste de la región fundó el 6 de marzo de 1571 la Ciudad de Nombre de Jesús, en la margen este del río Cocto (actual Térraba), a poca distancia al sur de la confluencia de los ríos que hoy se denominan General y Coto Brus, en Paso Real.  Don Alonso de Anguciana de Gamboa en 1574 dispuso trasladar la Ciudad de Aranjuez al sitio entre los ríos que en el presente se llaman Barranca y Jesús María, cerca del actual poblado Artieda, en el cantón de Esparza, que fue el primer asiento de la Ciudad del Espíritu Santo.  En 1577 don Diego de Artieda Chirino habilitó el Puerto de Esparza o Caldera en sustitución del Puerto Landecho.

Don Pedro Ordóñez de Villaquirán, Corregidor de Nicoya, entre 1554 y 1556 ordenó construir una ermita en Chomes, la segunda iglesia que se edificó en Costa Rica.  En 1576 se erigió la primera parroquia, en la actual provincia  de Puntarenas, con advocación a Nuestra Señora de la Candelaria, en el hoy cantón de Esparza.  Las parroquias de los cantones de la presente provincia son sufragáneas de la diócesis de San Isidro de El General y de la diócesis de Tilarán, establecidas la primera el 19 de agosto de 1954 y la otra el 22 de julio de 1961.

El diputado de la provincia de Costa Rica ante las Cortes de Cádiz España, presbítero don Florencio del Castillo, logró que éstas otorgaran en 1814 el rango de Puerto Mayor a Puntarenas.  En 1834 se dispuso trasladar el puerto a Caldera.  Don Braulio Carrillo Colina, por decreto del 26 de febrero de 1840 rehabilitó a Puntarenas como puerto para el comercio del Estado.  Posteriormente por decreto No 2 del 5 de marzo de 1847 se declaró puerto franco, disposición que contribuyó al incremento de su población.

En 1821 se estableció en ciudad de Esparza una escuela de primeras letras para varones.  En la división territorial escolar publicada en La Gaceta No 23 del 29 de enero de 1886, los cantones que en ese momento tenía la comarca de Puntarenas, conformaron tres distritos escolares.  En 1942, en el gobierno de don Rafael Ángel Calderón Guardia, inició sus actividades docentes el Liceo José Martí, en las instalaciones de la escuela Delia Urbina de Guevara.  La Universidad de Costa Rica en 1975, inauguró en ciudad de Puntarenas un recinto con servicios descentralizados del Centro Regional de Occidente.  En ley No 6541 del 19 de noviembre de 1980, en la administración de don Rodrigo Carazo Odio, se creó el Colegio Universitario de Puntarenas, con sede en la ciudad del mismo nombre.

En ley No 63 de noviembre de 1825, Térraba constituyó un distrito del Departamento Oriental, conformado por los pueblos de Térraba y Boruca.  En ley No22 del 1 de diciembre de 1841, Boruca formó un barrio del Departamento San José, con tres cuarteles en Boruca y tres en Térraba y Esparza un barrio del Departamento Alajuela, con cinco cuarteles; dos de los cinco Departamentos en que se dividió en esa oportunidad el territorio del Estado para efectos de elegir las autoridades locales.  El 7 de diciembre de 1848, se promulgó la ley No36, que en su artículo 4 dispuso que el puerto de Punta arenas (sic) formara una comarca separada hasta que el aumento de la población permitiera erigirla en provincia; así también en esa misma disposición normativa se estableció que Térraba y Boruca constituyeran parte del cantón El Paraíso de la provincia de  Cartago; pueblos que se adscribieron en 1861 a la comarca de Puntarenas.  En las ordenanzas municipales, promulgadas en ley No 22 del 21 de octubre de 1862, en su artículo 8, se dispuso que la comarca de Puntarenas estaba conformada por la ciudad del mismo nombre, la ciudad de Esparza, así como la población de Golfo Dulce y de los pueblos de Térraba y Boruca, que constituyeron todo un cantón, cuya cabecera fue Puntarenas, el cual se subdividió en distritos.  La anterior Ordenanza fue derogada por ley No 24 del 28 de diciembre de 1863; posteriormente en ley No 20 del  24 de julio de 1867 se decretaron otras ordenanzas municipales, que establecieron las mismas unidades administrativas, con sus respectivas categorías y lugares, dispuestas en la ley No 22 de 1862.

En 1895 se iniciaron los trabajos del ferrocarril al Pacífico, el cual se concluyó en 1910, efectuándose el primer recorrido ese mismo año entre las ciudades de  Puntarenas y San José; en 1930 se inauguró el servicio del ferrocarril eléctrico.

A principios de la década de los años treinta del pasado siglo, la Compañía Bananera de Costa Rica, debido a las enfermedades que atacaron a las plantaciones y al agotamiento de los suelos, abandonaron sus cultivos en el litoral Caribe, trasladando sus intereses al Pacífico sureste; en 1938 esta empresa inició en el valle de Pirrís la siembra de banano, la cual posteriormente se extendió a otras zonas de la provincia, dando origen a la formación y desarrollo de las poblaciones que hoy corresponden a las ciudades de Parrita, Quepos, Cortés, Golfito y Neily.  En 1952 llegaron a la región, que actualmente corresponde al cantón Coto Brus, colonos italianos de la Sociedad Italiana de Colonización Agrícola, que junto con costarricenses comenzaron la explotación agropecuaria de la zona.  La apertura de la carretera Interamericana ha sido un factor importante en el desarrollo de la región sureste de la provincia.  En diciembre de 1981 se inauguraron las instalaciones del Complejo Portuario de Caldera, en el cantón de Esparza.

El origen del nombre de la provincia se remonta a un documento de los Archivos Nacionales del 13 de febrero de 1720, que hace mención a la llegada del pirata Chipperton a la zona hoy denominada golfo de Nicoya, en el cual aparece la descripción referente a una vela de embarcación pequeña en la Punta de Arena.  La anterior cita es la más antigua que se tiene conocimiento sobre el sitio, el cual se originó como consecuencia del proceso geomorfológico litoral, que comenzó a principios del siglo XVIII, y dio como resultado la flecha de arena.  El primero en utilizarla como puerto de embarque y desembarque fue don Miguel Antonio de Unanué.

DIVISIÓN TERRITORIAL ADMINISTRATIVA

Creación

El Congreso Constitucional de la República de  Costa Rica el 7 de junio de 1909, promulgó la ley No 56 sobre división territorial municipal, que en su artículo 1°, inciso 2º estableció las provincias del país para los efectos generales de la administración pública; entre los cuales aparece por primera vez Puntarenas con esa categoría.

En el artículo 7°, inciso 7° de la anterior disposición, la provincia de Puntarenas, creada en esa oportunidad, comprendió dos cantones.

ASPECTOS FÍSICOS

Geología

La provincia de  Puntarenas está constituida geológicamente por materiales de los períodos Cretácico, Terciario y Cuaternario; siendo las rocas sedimentarias del Terciario las que predominan en la región.

Del período Cretácico se encuentran rocas de origen volcánico, sedimentario e intrusivo.  Las volcánicas están agrupadas bajo el nombre del complejo de Nicoya, que está compuesto de grauwacas macizas, compactas de color gris oscuro, ftanitas, lutitas ftaníticas, calizas silíceas afaníticas, lavas con almohadillas y aglomerados de basalto e intrusiones de gabros, diabasas y dioritas, el cual comprende parte de los cantones de la provincia, excepto Esparza, Buenos Aires, Montes de Oro y Coto Brus.  Las rocas sedimentarias están representadas por material indiferenciado y la formación Golfito; los primeros se ubican en los cantones de Puntarenas, Aguirre, Golfito, Parrita y Corredores; y la formación Golfito que está constituida por calizas silíceas gris verdosa, conglomerados, lutitas, limolitas y capas ocasionales de arenisca gris pardusca estratificada y capas de caliza silícea, se sitúa al noroeste del cantón del mismo nombre, próximo al litoral del golfo Dulce.  Las rocas intrusivas del Cretácico Paleoceno, pertenecen al Intrusivo en el complejo de Nicoya, constituido por gabros, diabasas y dioritas, que se localiza en la península de Nicoya, en la jurisdicción del cantón de Puntarenas.

De los materiales del período Terciario se localizan rocas de origen sedimentario, volcánico e intrusivo.  Las sedimentarias de las épocas Eoceno Paleoceno, Oligoceno, Oligoceno Mioceno, Mioceno, Plioceno y Plioceno Pleistoceno, que a la primera corresponden las formaciones Brito y Las Palmas; la formación Brito está constituida por areniscas calcáreas, margas, areniscas con intercalaciones tobáceas y arcillosas, lutitas, tobas y brechas de material volcánico, intercaladas con estratos lutáceos, lutitas pardas con restos de plantas, tobas y brechas fosilíferas, calizas con orbitoides, ubicada en los cantones de Aguirre, Parrita, lo mismo que en pequeños sectores de Puntarenas y Garabito, así como las calizas de la anterior formación se encuentran en los cantones de Buenos Aires, Osa, Golfito y Corredores; y la formación Las Palmas está constituida por capas delgadas de limolita, lutitas, color gris oscuro y pardo, duras, bien estratificadas y masas lenticulares de caliza arrecifal con capas intercaladas de areniscas y calcarenitas, se sitúa en pequeños sectores del cantón de Puntarenas.  Las rocas sedimentarias de la época Oligoceno, se manifiesta en la formación Masachapa, la cual está constituida por areniscas de grano medio y fino, algunas calcáreas, limolitas grises, lutitas calcáreas, calizas lutíticas, y areniscas, algunas fosilíferas, la cual se localiza en el citado cantón.  De las rocas sedimentarias del Oligoceno Mioceno, corresponde a la formación Térraba y a las unidades Lagarto y Zapote; la formación Térraba se compone de lutitas de gris a negra, en parte pirita, limolitas, areniscas tobáceas, conglomerado y turbidita, se ubica en la zona norte de los cantones de Golfito y Corredores, lo mismo que al sur de Coto Brus, al sureste de Buenos Aires, al noreste de Osa, así como en parte de los cantones de Aguirre y Parrita; la Unidad Lagarto se define como la facie proximal de las turbiditas, con predominio de conglomerados y areniscas, con depósitos de canales turbidíticos que se encuentra en la zona sur de Buenos Aires, al norte de Osa y parte del sector suroeste de Coto Brus; y la Unidad Zapote, consiste en facies de turbiditas intermedia, se define por la alternancia de areniscas, limolitas y arcillolitas, con intercalaciones de productos del vulcanismo submarino (aglomerados, brechas, vulcarenitas y conglomerados volcánicos), se sitúa en parte de la zona norte de los cantones de  Golfito, Osa y en la zona sur del cantón de Buenos Aires.  Las rocas sedimentarias de la época Mioceno, pertenecen las formaciones Charco Azul, Gatún, Montezuma y Punta Carballo; la formación Charco Azul está constituida por lutitas gris verdosa con intercalaciones de arenisca de grano medio o grueso y turbiditas, que se ubica en el cantón de Golfito y parte de Osa y Corredores; la formación Gatún está constituida principalmente por areniscas algunas capas de lignito y conglomerado, y por facies coralinas constituidas por calizas coralinas y margas fosilíferas, que se localizan en la zona sur del cantón de Buenos Aires, y en un sector al suroeste de Coto Brus; la formación Montezuma está compuesta por conglomerados y areniscas finas de color gris azulado y pardo oscuro en capas horizontales, que se localiza en el cantón de Puntarenas; y la Formación Punta Carballo está constituida por areniscas finas, calcáreas, pobremente estratificadas, gris verdosa y fosilíferas en partes, también fragmentos de xilópolo generalrnente gris a negra, se encuentra en los cantones de Esparza y Garabito.  Las rocas sedimentarias del Plioceno, corresponde a la formación Esparza, constituida por lahar compuesto principalmente por clastos de basalto fanerítico, distribuidos en una matriz arcillo arenoso amarillo rojiza, profundamente laterizada en superficie, fragmentos de cuarzo, la cual se sitúa en el cantón del mismo nombre.  Las sedimentarias del Plioceno Pleistoceno están representadas por materiales de Piedemonte y las formaciones Armuelles, Tivives y Orotina; los materiales de Piedemonte se localizan en una franja de este a oeste de la parte central del cantón de Buenos Aires, lo mismo que en la mayor superficie del cantón de Coto Brus, y en un pequeño sector del cantón de Osa; la formación Armuelles está constituida por conglomerados de matriz arcillosa, que se estratifica con areniscas guijarrosas, gris verdosa, lutitas limosas y conglomerados basal con bloques andesíticos y basálticos, que cubre parte de los cantones Osa, Golfito y Corredores; la formación Tivives corresponde a un lahar constituido por bloques de lava, principalmente basálticos de diversos tamaños, distribuidos en una matriz cinerítica, enriquecida de pómez, en superficie arcillificada, la cual se sitúa al norte del cantón de Garabito; y la formación Orotina está constituida por ignimbritas, de estructura prismática columnar, posiblemente derivados de un magma cuarzo latítico, que se encuentra dispersa en el cantón de Esparza.  Así también, de las rocas sedimentarias de las citadas épocas, se hallan materiales indiferenciados, en sectores dispersos de los cantones de Puntarenas, Esparza, Buenos Aires, Golfito y Parrita.  Las rocas volcánicas son de la época Mioceno y Plioceno Pleistoceno; que a la primera pertenecen al grupo Aguacate y a las formaciones Paso Real y Monteverde; el grupo Aguacate está compuesto principalmente por coladas de andesita y basalto, aglomerados, brechas y tobas, localizado en los cantones de Puntarenas, Esparza, Montes de Oro, Coto Brus y Corredores; la formación Paso Real corresponde a un conglomerado formado por guijaros o bloques de rocas volcánicas, como andesitas y basaltos, esporádicamente se observan magmatitas dioríticas, areniscas tobáceas o areniscas tufáceas, la cual se ubica en los cantones de Buenos Aires y Coto Brus; y la formación Monteverde está constituida por lavas y tobas andesíticas, tobas riodacíticas, cubierta por suelos lateríticos, que se sitúa al norte de la parte central del cantón de Puntarenas, así como un pequeño sector al noreste de Montes de Oro.  Las rocas volcánicas del Plioceno Pleistoceno corresponden a Rocas y Edificios Volcánicos, que se encuentran dispersos en los cantones de Buenos Aires y Coto Brus.  Las rocas intrusivas de la época Mioceno están representadas por los intrusivos acidos de la cordillera de Talamanca y por los intrusivos adamellíticos de Guacimal; los primeros corresponden a dioritas cuárcicas y granodioritas, también gabro y granitos, que se ubican al norte de los cantones citados anteriormente, así como en pequeños sectores del cantón Osa; y los instrusivos adamellíticos de Guacimal se localizan en la zona norte de los cantones de Puntarenas y de Montes de Oro.

Geomorfología

De los materiales del período Cuaternario, se localizan rocas de origen sedimentario, de la época Holoceno, los cuales corresponden a pantanos, y depósitos fluviales, coluviales y costeros recientes; los primeros se ubican en pequeños sectores cerca del litoral Pacífico, en los cantones de Osa, Aguirre, Golfito, Parrita y Garabito, lo mismo que el litoral de los golfos de Nicoya y Dulce, así como un sector del cantón de Corredores; y los segundos se encuentran en parte de los cantones de la provincia, siendo en Corredores donde más predominan los depósitos fluviales y coluviales.

La provincia de Puntarenas presenta seis unidades geomórficas, denominadas forma de origen tectónico y erosivo, sedimentación aluvial, denudación, origen volcánico, origen estructural, y litora1 de origen marino.  La primera y la tercera muestran una dirección de noroeste a sureste.

La unidad de origen tectónico y erosivo está representada principalmente por las subunidades fila Brunqueña, serranías de la Península de Osa, cordillera de Talamanca, así como por otras subunidades.  La primera, denominada fila Brunqueña comprende parte de la superficie norte de los cantones de Osa, Aguirre, Golfito, Parrita y Corredores, lo mismo que el sector sur de Buenos Aires y el suroeste de Coto Brus.  La subunidad serranías de la Península de Osa, incluye parte del cantón del mismo nombre, así como de Golfito.  La subunidad cordillera de Talamanca se ubica en una franja, en sentido noroeste a sureste próximo al límite con la provincia de Limón, la cual corresponde a los cantones de Buenos Aires y Coto Brus.

La unidad de sedimentación aluvial se manifiesta principalmente por las subunidades marismas, llanura aluvial de Parrita Quepos, abanico de Paso Canoas, terraza de Esparza y Orotina, así como por otras subunidades.  Los marismas se sitúan en las zonas aledañas a litoral de los cantones de Puntarenas, Esparza, Osa, Aguirre, Golfito, Parrita y Garabito.  La subunidad llanura aluvial de Parrita Quepos se encuentra en Aguirre y Parrita.  La subunidad abanico de Paso Canoas, se ubica en el cantón de Corredores.  La subunidad terraza de Esparza y Orotina se localiza en Esparza y Garabito.

La unidad de denudación está constituida principalmente por las subunidades serranías y valles profundos del complejo de Nicoya, laderas empinadas de la Pendiente Suroeste de la cordillera de Talamanca, laderas muy empinadas y escarpos de erosión en la fila Brunqueña; así como por otras subunidades.  La primera denominada serranías y valles profundos del complejo de Nicoya, su mayor superficie se localiza en parte de la península de Nicoya, del cantón de Puntarenas, así como en un sector de Garabito.  La subunidad laderas empinadas de la pendiente suroeste de la cordillera de Talamanca, se ubica en una franja de noroeste a sureste, la cual comprende la parte central de los cantones de Buenos Aires y Coto Brus.  La subunidad laderas muy empinadas y escarpes de erosión en la fila Brunqueña, se localiza al norte de Osa, Golfito, y Corredores, así como al sur de Buenos Aires y Coto Brus, en las proximidades del límite de los anteriores cantones.

La unidad de origen volcánico se manifiesta por las subunidades lomeríos de fuerte pendiente en Sierra Minera de Tilarán, Altiplano de San Vito, y cerros y valles del Aguacate.  La subunidad lomeríos de fuerte pendiente en Sierra Minera de Tilarán se localiza en la mayor superficie del cantón de Montes de Oro, así como en la zona norte de la parte Central de Puntarenas y Esparza.  La subunidad altiplano de San Vito se ubica en Coto Brus y Corredores.  La subunidad cerros y valles del Aguacate se sitúa en el cantón de Esparza.

La unidad de origen estructural se encuentra en las penínsulas de Nicoya y Osa, de los cantones de Puntarenas y Osa, respectivamente; lo mismo que en la parte central de Puntarenas y Golfito, así como en Buenos Aires, Osa y Corredores.

La unidad litoral de origen marino se ubica en los cantones de Puntarenas, Osa y Golfito.

Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar de la ciudad cabecera de los cantones de la provincia son las siguientes:

Puntarenas 4, Esparza 208, Buenos Aires 361, Miramar 340, Cortés 6, Quepos 5, Golfito 5, San Vito 1.009, Parrita 4, Neily 46 y Jacó 7.

Hidrografía

El sistema fluvial de la provincia de Puntarenas, corresponde a la vertiente del Pacífico; al cual pertenecen las cuencas de los ríos Térraba, Esquinas, Península de Osa, Abangares, Tusubres, Península de Nicoya, Damas, Barú, Barranca, Jesús María, Naranjo, Pirrís, Savegre y Grande de Tárcoles.

La cuenca del río Térraba es drenada por el río del mismo nombre, se origina en la confluencia de los ríos General y Coto Brus; al General se le unen los ríos Platanares, Veraqua, Concepción, Ceibo, Volcán y Pejibaye; y el Coto Brus recibe los ríos Jaba, La Palma y Cotón; éste último con sus afluentes los ríos Canasta, Las Gemelas, Hamaca, Cedro, Bellavista y Cotito.  También se juntan al Térraba los ríos Limón, Campana, Changuena y Pavón.  Estos cursos de agua, excepto los ríos General y Pejibaye nacen en la provincia, los cuales presentan varios rumbos.  Los ríos Convento, General y Pejibaye son límites con la provincia de San José.

La cuenca del río Esquinas es irrigada por el río de igual nombre; lo mismo que por los ríos Golfito, Manzanillo y Coto Colorado; éste último recibe a los ríos Conte, Colorado, Claro, Caracol, Coloradito, Abrojo y Corredor; estos ríos desembocan en el golfo Dulce.  Otros ríos que drenan la cuenca son Cañas Blanca y La Penca, que desembocan en el océano Pacífico.  Estos cursos de agua nacen en la región, los cuales presentan un rumbo de noreste a suroeste.  Las principales lagunas que se encuentran en la cuenca son Hedionda y Colorado.

La cuenca de los ríos de la Península de Osa es drenada por los ríos Sierpe, Drake, Agujas, Llorona, Corcovado, Sirena, Pavo, Claro, Madrigal, Carate, Nuevo, Pejeperro, Piro; los cuales desembocan en el océano Pacífico, así como por los ríos Tamales, Platanares, Tigre, Barrigones, Conte y Rincón, que desaguan en el golfo Dulce.  Estos cursos de agua nacen en la región y representan rumbos en varias direcciones.  En la cuenca se localizan las lagunas de Corcovado, Pejeperro y Pejeperrito.

La cuenca del río Abangares es irrigada por los ríos Naranjo, Seco Aranjuez, Sardinal, Guacimal, Lagartos y Abangares.  Estos cursos de agua, excepto el último, nacen en la provincia, los cuales presentan un rumbo de norte a sur, hasta desembocar en el golfo de Nicoya.  El río Abangares es límite con la provincia de Guanacaste.

La cuenca del río Tusubres es drenada por el río del mismo nombre, que nace de la unión de los ríos Seco y Tulín; a este último se le junta el río Chires; otros ríos que drenan el área son La Gloria, Copey, Agujas y Tarcolitos.  Estos cursos de agua, excepto los ríos Turrubaritos, Tulín y Chires, nacen en la provincia; los cuales presentan un rumbo de noreste a suroeste y de noroeste a sureste, hasta desembocar en el océano Pacífico.

La cuenca de los ríos de la Península de Nicoya es drenada por el río Bongo, que nace de la confluencia de los ríos Seco y Blanco, a éste último se le une el río Juan de León; lo mismo que por los ríos Manzanillo, Enmedio, Lajas y Montezuma; estos cursos de agua desembocan en el océano Pacífico.  Otros ríos que irrigan la cuenca son San Pedro, Lepanto, Cabo Blanco, Gigante, Grande, Guarial y San Rafael, que desaguan en el golfo de Nicoya.  Estos ríos nacen en la región, cuyas aguas van de suroeste a noreste y de noroeste a sureste.  Los ríos Bongo, Blanco, Juan de León y San Pedro son límites con la provincia de  Guanacaste.

La cuenca del río Damas es irrigada por el río de igual nombre, así como por los ríos Palo Seco y Paquita; los cuales nacen en la provincia, excepto éste último.  Los ríos presentan un rumbo de noreste a suroeste hasta desembocar en el océano Pacífico.

La cuenca del río Barú es drenada por este río y su afluente el río Guabo; lo mismo que por los ríos Portalón, Hatillo Nuevo, Hatillo Viejo, Higuerón, Uvita, Tortuga y Coronado.  Estos cursos de agua excepto el río Guabo, nacen en la región; los cuales presentan una dirección de noreste a suroeste y de noroeste a sureste hasta desembocar en el océano Pacífico.  El río Guabo es límite con la provincia de San José.

La cuenca del río Barranca es irrigada por el río del mismo nombre, al que se le unen los ríos Guatuso y Barranquilla, este último recibe al río Jabonal.  El anterior río y el Guatuso nacen en ]a región; los cuales presentan un rumbo de noreste a suroeste y de noroeste a sureste, hasta desembocar en el golfo de Nicoya.  El río Jabonal es límite con la provincia de Alajuela.

La cuenca del río Jesús María es drenada por el río de igual nombre y su afluente el río Cuarros.  Estos cursos de agua nacen en la zona, los cuales presentan una dirección de noreste a suroeste, hasta desaguar en el golfo de Nicoya.

La cuenca del río Naranjo es irrigada por este río; el cual presenta un rumbo de noreste a suroeste, hasta desembocar en el océano Pacífico.

La cuenca del río Pirrís es drenada por el río del mismo nombre cuyas aguas van de norte a sur hasta desaguar en el océano Pacífico.  En la cuenca se localizan las lagunas Ortega.

La cuenca del río Savegre es irrigada por este río y su afluente el río Guabas; este último nace en la provincia.  Estos cursos de agua presentan un rumbo de noreste a suroeste y de noroeste a sureste, hasta desembocar en el océano Pacífico.

La cuenca del río Grande de Tárcoles es drenada por el río de igual nombre, cuyas aguas van de noreste a suroeste hasta desaguar en el golfo de Nicoya.