CÓDIGO DE ÉTICA DEL INSTITUTO DE FOMENTO Y ASESORÍA MUNICIPAL

Con fundamento en lo establecido en el artículo 11 de la Constitución Política, el artículo 103, inciso l), de la Ley General de la Administración Pública y el artículo 11, inciso ch), de la Ley de Organización y Funcionamiento del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal, la Junta Directiva en sesión ordinaria, n°4381, artículo 5, acuerdo 5º, celebrada el día 11 de mayo del año 2016, acuerda dictar el siguiente Código de Ética.

CONSIDERANDOS

  1. Que mediante Decreto Ejecutivo No. 17908-J del 3 de diciembre de 1987 y sus reformas, el Poder Ejecutivo declaró de interés nacional el fortalecimiento del Plan Nacional de Rescate de Valores. Asimismo, creó e integró la Comisión Nacional de Rescate de Valores (CNRV) para cumplir con los objetivos del Plan Nacional, con la participación de Ministerios y otras instituciones de la Administración Central y Descentralizada.
  1. Que mediante Decreto Ejecutivo No. 23944-J-C del 12 de diciembre de 1994, se dispone la integración de las Comisiones Institucionales de Valores en las instituciones del Sector Público adscritas al Poder Ejecutivo, siendo el fin principal, promover la ética en el servicio y contribuir a la eficiencia y eficacia en el sector público.
  1. Que la Ley No. 8292 del 31 de julio de 2002 “Ley General de Control Interno”, establece como uno de los componentes del control interno el ambiente de control, estableciendo en el inciso a) del artículo 13, el deber de los funcionarios de mantener y demostrar integridad y valores éticos. La norma establece:

“Artículo 13. Ambiente de Control. En cuanto al ambiente de control, serán deberes del jerarca y de los titulares subordinados, entre otros, los siguientes: 

  1. a) Mantener y demostrar integridad y valores éticos en el ejercicio de sus deberes y obligaciones, así como contribuir con su liderazgo y sus acciones a promoverlos en el resto de la organización, para el cumplimiento efectivo por parte de los demás funcionarios”.
  1. Que la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública, No. 8422 del 06 de octubre del 2004, tipifica nuevos delitos, sanciones y disposiciones en general a favor del correcto uso, manejo y comportamiento de los servidores públicos en relación con la hacienda pública, entre otros.
  1. Que la Contraloría General de la República mediante la Directriz D-2-2004-CO de las 9:00 horas del 12 de noviembre del 2004, publicada en La Gaceta No. 228 del 22 de noviembre de 2004, emitió las “Directrices generales sobre principios y enunciados éticos a observar por parte de los jerarcas, titulares subordinados, funcionarios de la Contraloría General de la República, Auditorías Internas y servidores públicos en general”.
  1. Que con base en la directriz citada, mediante Decreto Ejecutivo N°33146 del 24 de mayo del 2006, se promulgaron los “Principios Éticos de los funcionarios Públicos” que contiene los principios que deberán seguir los funcionarios públicos en el ejercicio de sus cargos y que complementen las regulaciones de orden ético emitidas por la Contraloría General de la República en la directriz D-2-2004-CO de 12 de noviembre del 2004.
  1. Que las Normas de control interno para el Sector Público, emitidas por la Contraloría General de la República mediante Resolución No. R-CO-9-2009 de las 9:00 horas del 26 de enero de 2009, (N-2-2009-CO-DFOE), en el Capítulo II “Normas sobre el ambiente de control”, establece la obligación del jerarca y titulares subordinados de fortalecer la ética institucional, contemplando elementos formales e informales para propiciar una gestión apegada a altos estándares de conducta en el desarrollo de las actividades. La norma 2.3 establece:

“2.3 Fortalecimiento de la ética institucional: 

El jerarca y los titulares subordinados, según sus competencias, deben propiciar el fortalecimiento de la ética en la gestión, mediante la implantación de medidas e instrumentos formales y la consideración de elementos informales que conceptualicen y materialicen la filosofía, los enfoques, el comportamiento y la gestión éticos de la institución, y que conlleven la integración de la ética a los sistemas de gestión”.

  1. Que según las disposiciones contenidas en la norma 2.3.1, citada en el Considerando anterior, dentro de los elementos formales para fortalecer la ética institucional está el establecimiento y divulgación de un Código de Ética Institucional.
  1. Que el 25 de octubre de 2006, con base en lo establecido en los Decretos Ejecutivos No. 17908-J del 3 de diciembre de 1987 y No. 23944-J-C del 12 de diciembre de 1994, se instauró la Comisión Institucional de Valores, Ética y Transparencia del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal.
  1. Que la Junta Directiva del IFAM, mediante acuerdo segundo, artículo cinco de la sesión extraordinaria No. 3995, del 03 de diciembre de 2010, aprobó la “Política Institucional de Formación y Rescate de Valores del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal”.
  1. Que esta Política institucional tiene por objetivo general “establecer políticas integrales para rescatar los valores de la honestidad, la responsabilidad y la integridad del personal del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal, para fortalecer conductas que mejoren la prestación del servicio público”.
  1. Que en cumplimiento de las disposiciones normativas acuerda emitir el siguiente artículo general aplicable para todo el personal del IFAM.

CAPÍTULO I  Disposiciones Generales

Artículo 1. Objeto

El presente Código de Ética tiene como objeto establecer, fortalecer y apoyar una cultura institucional integral, basada en la promoción de los principios y valores éticos, orientados al cumplimiento de los valores institucionales, una gestión transparente, con honestidad y responsabilidad.

Artículo 2. Alcance

Las disposiciones contenidas en este Código constituyen un marco de referencia para el comportamiento de todo el personal del IFAM, sin perjuicio de otra normativa que por su naturaleza general, sea aplicable al recurso humano del Instituto y el sector público.

Artículo 3. Valores Institucionales

Los Valores representan normas, deberes y formas de actuar que todo ser humano debe seguir para ser un(a) ciudadano(a) libre y potencialmente bueno, entre los cuales se destacan conductas ordenadas y actitudes positivas, con responsabilidad en el actuar personal y laboral, respeto a la integridad física y psicológica de las demás personas.

Los valores institucionales que rigen el quehacer del IFAM, así como las relaciones interinstitucionales y del personal son los siguientes.

  1. Respeto.
  2. Honestidad.
  3. Solidaridad.
  4. Superación.
  5. Compromiso.

Artículo 4. Principios Rectores

Los principios que guían la labor del IFAM son los siguientes. 

Afán de Servicio. Deben tomar sus decisiones basadas en el interés público. No deben hacerlo con la intención de obtener un beneficio financiero o material de cualquier tipo para sí mismos, su familia ni sus amistades, derivado de sus acciones, decisiones y nombramientos realizados en virtud del cargo o del uso de información obtenida en razón de este.

No deben ponerse en situación de obligación financiera o de cualquier otro tipo frente a cualquier persona u organización que pueda influenciarles en el desempeño de sus decisiones laborales.

No deben ejecutar sus funciones públicas, incluyendo la realización de nombramientos, el otorgamiento de contratos o la concesión de recomendaciones a personas para la obtención de recompensas y beneficios, deben tomar sus decisiones de acuerdo con criterios de mérito.

Rendición de Cuentas. Deben rendir cuentas ante los órganos públicos correspondientes, la prensa, las organizaciones de la sociedad civil y la ciudadanía en general por los actos y decisiones realizadas en el ejercicio del cargo y someterse a cualquier forma de escrutinio que resulte apropiada para su cargo.

Deben ser abiertos sobre las acciones y decisiones que realicen en el ejercicio de su cargo. Deben fundamentar adecuadamente sus decisiones y discrecionar la información sobre ellas cuando el interés público claramente lo demande.

Deben declarar públicamente cualquier interés privado relacionado con sus deberes públicos y tomar las medidas necesarias para resolver cualquier conflicto de interés en forma adecuada para proteger el interés público.

Deben proteger y conservar los bienes del Estado; debiendo utilizar los que les fueron asignados para el desempeño de sus funciones de manera racional, evitando abusos, derroche ni desaprovechamiento.

Se debe promover y apoyar principios y valores con liderazgo y ejemplo personal.

Artículo 5. Principios Orientadores

Los principios que dan sentido de orientación al cometido del IFAM son lo siguientes.

Trabajo en Equipo. Buena disposición y unidad de esfuerzos, responsabilidad individual y colectiva de cada uno de las y los funcionarios, unificación de los objetivos individuales y sectoriales con los del Instituto, para lograr la realización de los fines propios del Instituto.

Excelencia Laboral. Acciones concretas basadas en el compromiso, labores en grupo y equipo, simplificación de trámites y procesos, adaptabilidad al cambio, mejora continua, eficacia y eficiencia en la prestación del servicio institucional dirigido a los destinatarios, trabajo orientado al logro, con la mejor ejecución de recursos asignados, buen desempeño y calidad en los productos ofrecidos..

Capacidad de enfocar los propios esfuerzos en conseguir un fin. Amoldar la actitud y el compromiso individual para conseguir una eficiencia máxima en sus labores.   

Cualidad humana para comprometerse y expresarse con coherencia y sinceridad, diciendo la verdad conforme a los valores de veracidad y justicia.

Valor de conciencia personal, que permite reflexionar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de los actos y decisiones, siempre en el plano de lo moral en pro del mejoramiento laboral, social, cultural y natural.

Consideración hacia uno mismo y en el trato a los demás, con valoración crítica de las opiniones sobre la base de relaciones positivas, la tolerancia frente a las opiniones, al pluralismo y la diversidad, escuchando asertivamente y teniendo claridad y congruencia en todas las acciones.  

Unión y la colaboración mutua para promover alternativas de solución a situaciones concretas, a partir de la comprensión de la alteridad, apoyo, respaldo e identificación que esto genera con un trato digno hacia los demás.

Realizar acciones en forma óptima que permitan integrar actitudes, conocimientos, habilidades, destrezas y deberes para alcanzar virtudes de alto desempeño con la mejor calidad.

Superación. Mejorar las propias cualidades, buscando la excelencia de forma responsable superando obstáculos, con el compromiso de alcanzar el éxito en todas las acciones que se emprendan.

Desarrollar todas las actividades que se emprendan con convicción propia, con fuerza de voluntad para lograr triunfar para así obtener resultados satisfactorios.    

CAPÍTULO II De los Deberes Éticos del Personal del IFAM

Artículo 6. Deber de Lealtad

El personal debe ser leal con la institución, desempeñando su trabajo cotidiano con responsabilidad, eficiencia y fidelidad hacia los principios éticos e institucionales que la rigen. Por lo tanto todo funcionario y toda funcionaria deberán:

ü Abstenerse de realizar comentarios y acciones que denigren la Institución y a sus compañeros y compañeras de trabajo.

Artículo 7. Deber de Eficiencia

Utilizar responsablemente la jornada laboral en procura de lograr los objetivos de las funciones asignadas, de manera eficaz y eficiente, en resguardo de los recursos públicos y en consecución de los fines para los que fue creado el Instituto.

  1. Respetar los tiempos brindados para descansos y permisos en aras de no afectar la continuidad del servicio brindado y en respeto a los compañeros y compañeras de trabajo.
  2. Maximizar las competencias (habilidades, conocimiento, aptitudes) para el mejor desempeño de la funciones.
  3. Organizar el trabajo asignado en relación a la planificación institucional.
  4. Respetar los plazos asignados para el mejor desempeño de las labores encomendadas.
  5. Hacer el mejor uso racional de los recursos materiales y tecnológicos de la institución.

Artículo 8. Deber de Confidencialidad

Guardar discrecionalidad de la información sensible o no, a la cual se tiene acceso y conocimiento, como consecuencia del ejercicio de las funciones desempeñadas.

CAPÍTULO III De los Servidores y Servidoras del IFAM

Artículo 9. Relaciones Laborales

Todo funcionario y toda funcionaria del IFAM deberán conducirse en las relaciones con sus compañeros y compañeras de trabajo bajo las siguientes premisas.

  1. Cumplir con los enunciados señalados en el presente Código.
  2. Mantener un clima de armonía laboral, proyectando una imagen positiva en favor de una adecuada cultura institucional.
  3. Ejecutar las labores diarias con responsabilidad, calidad, eficiencia, y eficacia.
  4. Respetar el ámbito personal y laboral de cada compañero y compañera, evitando la intromisión en situaciones que competen a la esfera privada y personal.
  5. Fomentar el trabajo en equipo, mostrando lealtad y compromiso para cada integrante y acción ejecutada.
  6. Respetar las políticas de salud ocupacional y cumplir con los protocolos de seguridad que se establecen para proteger su integridad personal.
  7. Actuar con transparencia e imparcialidad en cada labor que realicemos en beneficio de la institución.
  8. Mostrar tolerancia y respeto hacia la opinión y criterios emitidos por los demás.
  9. Mantener buena imagen y presentación personal, manteniendo el decoro en el vestir, hablar y el desempeño dentro y fuera de la Institución.
  10. Incentivar la participación en campañas en pro del ambiente, promoviendo el reciclaje, reutilización, separación de desechos, haciendo uso racional del agua, electricidad y los servicios institucionales. 

Artículo 10. Relaciones Externas

El IFAM tiene como misión contribuir al mejoramiento del régimen municipal mediante la prestación de servicios de asistencia técnica, financiamiento y capacitación, por lo que se deberá mantener el respeto, responsabilidad y diligencia en las relaciones externa bajo los siguientes preceptos.

  1. Dar atención oportuna, diligente e igualitaria.
  2. Brindar información cuando solicitada, resguardando la confidencialidad y la normativa jurídica.
  3. Potenciar las competencias institucionales y profesionales para brindar y aportar mejores servicios.
  4. Las actuaciones se presumirán de buena fe.
  5. Mantener la imparcialidad en las labores desarrolladas externamente, sin emitir juicios de valor que puedan alterar, desvirtuar o comprometer la integridad personal, profesional y de la Institución.
  6. Mantener una conducta intachable, brindando confianza y seguridad al actuar en nombre de la Institución.

CAPÍTULO IV Consideraciones Finales

Artículo 11. Implementación del Código de Ética

El Código de Ética se implementara bajo los siguientes factores, elementos y características.

  1. El Código de Ética se constituirá como pilar fundamental en la gestión, organización y fines que persigue el IFAM
  2. Es un instrumento mentor para el personal, (permanente o interino) de la Institución, a efecto de promover una cultura organizacional sustentada en altos valores y principios.
  3. Su naturaleza será ética y no legal, sin embargo, no excluye las responsabilidades y sanciones administrativas, según corresponda de su incumplimiento.
  4. El IFAM propiciará un ambiente laboral armonioso y respetuoso para su personal, siendo observante de los valores institucionales, velando por su cumplimiento.

Artículo 12.

Rige a partir de su publicación en el diario oficial La Gaceta.

DESCARGAR DOCUMENTO EN PDF